6.5.05

Era de jugando

Me gustaba la fantasía de tirarme en pedacitos (eligiéndole siempre los cuartos delanteros o traseros más apetecibles) a sus mandíbulas de animal carnívoro, a sus garras de leopardo sedoso. Eso fue hasta que lo vi sacar el plato, anudarse la servilleta y sobre todo afilar el cuchillo. Entonces me fui, haciéndole caso a mi mamá que siempre me advirtió sobre los peligros de los pecados de la carne.

de Cristina Villanueva, Buenos Aires, Argentina
Psicoanalista de profesión, narradora oral, es también la coordinadora de la delegación argentina para la Bienal de Oralidad, que se realizará en Santiago de Cuba en el próximo mes de septiembre.
pluma@velocom.com.ar
_______________

No hay comentarios.: