28.7.05

La extranjera

Queda el oscuro desierto,
la casa prestada,
los cubiertos heredados que nunca usaremos
y la esperanza inútil
inundando la vida,
la plaza de enfrente,
los tres árboles que plantamos ayer
cuando era marzo y no había niebla.

Queda la sospecha, acaso cierta,
de que nunca es nada como en el sueño,
ni siquiera el sueño,
ni el sol,
ni la clausurada
y absurda
patria de mi nombre.

de Marina Pacheco Ruiz, nacida en Tucumán residente en Puerto Deseado, Sta.Cruz, Arg.
Escritora y periodista, dirigió el Elenco de Teatro Estable de la Municipalidad de Graneros. Recibió varios premios y asistió a Congresos de Cultura y Desarrollo realizados en La Habana, Cuba.
ezra@uol.com.ar
_________________

No hay comentarios.: