10.2.08

Debe existir una ciudad

Debe existir una ciudad callada
donde el sol se pone sin violines
las estrellas encienden sus caireles
y la luna sube, sube,
sobre almohadillas blandas
Debe existir una ciudad sin nombres
donde la noche respira tantas noches
los grillos no despiertan
su canto acostumbrado
trabadas las compuertas
de sus gargantas roncas
Debe existir una ciudad de olvidos
donde la risa es un eco sin retorno
el amor no vive de promesas
y la palabra es una sombra larga

de Magdalena Pascual, Buenos Aires, Argentina
De “Antimusa – Antología 25º aniversario”, Editorial Vinciguerra, prologada por Ana Auslender y Marta Sosa.

______________

2 comentarios:

STELLA MARIS TABORO dijo...

Debe existir un estuario donde los poetas unan sus manos para perdurar a través de sus versos.Un abrazo

STELLA MARIS TABORO dijo...

Debe existir un estuario donde los poetas unan sus manos para perdurar a través de sus versos.Un abrazo