16.9.16

Juego de miradas


Hilvanaba la mujer su desencanto
tratando de acercarse a la morada 
mientras alguien le decía que su esposo
la observaba de reojo entre las ramas.

No obstante su fastidio manifiesto
la mujer presentía esa mirada...
(¿La mirada furtiva de su esposo?
¿O el reflejo engañoso de su amada?)

Quién sabe si tal vez no se encontraron
en el mismo lugar donde esperaban:
La mujer a su amante silencioso,
y el esposo al amante de su amada.


De Horacio Laitano, Pergamino / Buenos Aires, Argentina
De "Humores familiares".
Reseña del librohttp://todaslasgalaxiascomentarios.over-blog.es/article-horacio-laitano-humores-familiares-comenta-irene-marks-55295601.html
_________________________________________ 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se agradece la publicación de este lindo poema con su humor inesperado.
Eli More

Anónimo dijo...

diríase que doblemente humorístico. j.dalesio

Jorge Oscar Bach dijo...

Sintético, humorístico, atractivo