16.6.17

Por siempre Máximo



Ayer nos ha dejado el poeta, periodista y profesor Máximo Simpson.  Fue largamente premiado.  Pero más que nada, fue un amigo entrañable.  Había nacido en 1929.  Le tocó padecer la tragedia del exilio.  No hay homenaje más acertado que recordarlo, en sus propias palabras, a través de este emblemático poema:


TO BE OR NOT TO BE

Yo quise ser un rojo violín desorbitado
un ex abrupto eterno,
un jardín de magnolias o una tromba,
y sólo soy ahora profesor de nostalgias,
edecán del otoño pesaroso.

Yo quise ser el mar,
o tal vez quise ser lo que no quise,
un triángulo isósceles o un trueno,
o una momia egipcia
con su paz infinita, imperturbable.

Eso quise tal vez en mi constancia,
en mi apuro, en mi afán, en mi zozobra,
quise ser el revés, la mano izquierda,
el costado de mí, mi renegado,
y sólo soy mi , mi pobre mí,
un pronombre ya exhausto,
un posesivo huérfano, un despojado .

Eso quise tal vez,
y sólo soy ahora mi vecino,
apenas mi perfil, mi suroeste,
mi terco lateral:
estoy en la adyacencia limítrofe de mí,
y siento desazón, me extraño mucho.

                                                      Máximo Simpson

4 comentarios:

Anónimo dijo...


¡¡ qué dolor!!cómo he amado y amo a ese hombre, máximo poeta en la humildad y en lo inmenso de la palabra!será siempre para mí ese ejemplo al que nunca llegaré. susana zazzetti

cafe con letras2002 dijo...

Improvisamos un homenaje para nuestro encuentro del sábado 17 en la S.A.D.E. No podría ser de otra manera, lamentamos profundamente su partida.

Anónimo dijo...


Querido Máximo: qué difícil será no tenerte más entre nosotros!!! Osvaldo.

Anónimo dijo...

Triste, muy triste. Los grandes poetas deberían tener cien vidas.
Nicolás