11.7.17

Intramuros


Helechos chispeantes de rocío
estiran su asombro ante el manantial

que gorjea alegrías

y fatiga las placas de pizarra

en su carrera hacia cultivos.


La inveterada Casa

se aferra

a la constante sucesión de su fluir. 


de Lina Caffarello, Buenos Aires, Argentina
De "Canto Tigullio".
Biodata:  http://www.geocities.ws/fuegosenfuga/007_linacurri.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Poderoso poema, ya desde el título. Hay algo muy borgeano en él.
Fernando Irazusta

Anónimo dijo...


Cada instancia -título incluido- se enlaza directamente con el núcleo del poema.

Lu Restrepo