30.1.18

Ella a pesar de todo


Ella avanza
sin descanso en el camino
ella va
atraviesa montes y llanuras
bajo soles incendiados y lunas heladas
y avanza
el poeta se detiene
afloja el ritmo
a veces se confunde
se sienta en la silla del poder
pero ella no transa
llega a la ciudad
camina por calles nocturnas
corre el último colectivo
mira la luna con una mujer ciega
habla con los mudos
juega con niños en el parque
ladra junto a un perro callejero
huele una rosa negra
y sigue
cruza las bocacalles sin mirar
la atropellan
la insultan
la quieren arrestar
pero ella sigue
entra en el alma de un suicida
y lo salva
sube a las alturas
habla con los dioses
y discute con Satanás
entra al cuerpo de un menesteroso
y bebe vino barato
se emborracha
y se droga
con los muchachos en la plaza
incendia gomas en la ruta
reclama paz y pan
pan y rosas
verdad y justicia
enfrenta la usura
al poder de los totalitarios
a torturadores y genocidas
no quiere circo
ni hueso
ni vino agrio
ella no se arrodilla
no se vende
grita sueños y libertad
hace amigos sin tiempo
compañeros entrañables
reclama lo imposible
cambia el mundo
lo destruye
y crea
un mundo nuevo
ríe y llora como un niño
como un hombre libre
como un sueño realizable
y sigue adelante
persigue utopías cabalgando unicornios
navega los siete mares de la tempestad
sobrevive
y sigue sin tiempo
para pausas tramposas
para habladurías vulgares
entra a los barriadas marginales
a los barrios abandonados a la mala del diablo
se interpone entre dos contrincantes
y le disparan a la cabeza
pero ella: la poesía
no se inmuta
solo sigue
debe llegar al final
de un camino sin fin
debe llegar a destino
a la salvación de todo hombre y mujer
debe llegar al amor fundamental.



de Aldo Luis Novelli, Neuquén –Patagonia-, Argentina
De "Estúpidos mirones de televisión".
Más de este autor: http://www.artepoetica.net/Aldo_Luis_Novelli.htm

7 comentarios:

Santiago M dijo...

¡Uhhhh, qué poemazo!!! Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Excelente encadenamiento, exige buenos lectores; la pauta que aparece en el séptimo verso se remata hacia el final.
F.Arroki-

Anónimo dijo...

absolutamente
FORMIDABLE.
María Amelia

Anónimo dijo...

buenísimo. siempre aldo conmueve con sus propósitos! placer leer este poema. susana zazzett

Aldo Novelli dijo...

Muchas gracias Lina, y a los lectores y amigos María Amelia, Susana, Arroki y Santiago por sus emotivos comentarios.

graciela perosio dijo...

Conmovedor, Aldo, leerlo justo hoy con el pueblo en la calle.

Aldo Novelli dijo...

Muchas gracias Graciela, sí, eso sentía justamente, la pertinencia del momento. Abrazo.