17.6.18

Un comensal llamado Silencio

                                                                             A mi padre

Un comensal llamado Silencio
hace ya tiempo se sienta a la mesa.
Tímidamente toma los cubiertos
y se lleva nuestras miradas a la boca.
El agua se agita, cuando Silencio la bebe
tiemblan en su copa ayeres de cristal.
Los platos lamen bocados de palabras
y soportan el corte.
La mesa se retira.
El comensal
lavará sus restos
hasta mañana, cuando
vuelva a sentarse
en el ángulo que duele.


de María Paula Mones Ruiz, Buenos Aires, Argentina
De "Jarras de sequía".
Sitio de la autora: http://www.mariapaulamonesruiz.com.ar

4 comentarios:

Unknown dijo...

Bello poema de Paula. Un placer releerlo. Gracias. José Emilio

Lu Restrepo dijo...


Profundamente conmovedor.

Kirie Azul dijo...


¡Cuánta sensibilidad aflora en este excelente poema!

Estela Barrenechea dijo...

Me han llegado profundamente tus primeros dos versos "Un comensal llamado Silencio / hace ya tiempo se sienta a la mesa". La sensibilidad manifestada en tu poesía atraviesa el corazón.