30.4.16

Un breve poema bucólico

                        a mi madre, en memoria,
                        que hablaba del tiempo


Qué tristeza, ¿no? Estuvo lloviendo
a torrentes y una parte del parral
se está secando. No es buen tiempo
para sembrar, parece, ni para mirar.
Las nubes están bajas, muy bajas, y
sólo se ve niebla, o alguien que está
triste o intenta disimularlo o habla
del tiempo o inventa un chiste. Así
es la historia de la siembra. Nadie
se engañe, nadie se ufane. Una flor,
para que aparezca, es un milagro.



de Eduardo Dalter, San Justo -Buenos Aires-, Argentina   
 

Su sitio:  www.eduardodalter.com
___________________________________

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Increíble, cuánta fuerza emana este breve poema! Felicitaciones.
Santiago M.

Anónimo dijo...

¿Metáfora? ¿Realidad?
Como sea es de lo mejor que leí en los últimos tiempos.
F.Arroki -