30.11.21

Volver al campo

Levantarse temprano.

El sol vuela bajo como las perdices;
como ellas es a esta hora tierno, confiado, alegre, entrometido 
                                                                                                                     y torpe.

El frío da tres golpes de vidrio al algodón del músculo.

El aliento de las bestias se condensa en nubecitas blancas,
cada día, cada día, como la ternura en nuestro corazón.

Los pájaros, que todo lo confunden con la alegría de vivir,

y el cielo, en celo,

el cielo, que se lleva todo por delante.
 

Osmar Luis Bondoni, Capilla del Señor -Buenos Aires-, Argentina
De “Los festejos”.
Poemas de Osmar Luis Bondoni - La Marea (revistalamarea.com.ar)

27.11.21

Tal era

 

Tal era el combate
de la gravedad con la altura,
que una dispersión del polvo en el aire
me alentaba en su vuelo
hacia la ausencia,
pero también me urgía la tierra
con su sangre y su lodo. 

Todos los ritmos naturales
reclaman su trono de arcilla
con sabias manos tañedoras
de palabras de tregua, de avidez,
de minuciosa rebeldía.
 

Jacinta Lanusse, CABA, Argentina
De
"Ceremonias de la luz" -Centro de Estudios Poéticos Aletheia-.
Más poemashttp://amaabaria.over-blog.com/article-jacinta-lanusse-acudi-al-llamado-del-silencio-110952366.html

24.11.21

Casida del roble y la princesa

 

Vuelvo al bosque entre lloviznas.
Toco la orilla de la mar,
la lozana niebla de la espuma.
En este lugar las hadas,
el surco de la noche,
la frente súbitamente bella y encendida.
Atravieso el gozo junto a pájaros
que bordean la hierba.
Las ramas en los labios llaman divinidades.
Fina arenilla de verano asomada.
¿Dónde termina el viaje?
¿En cuál eternidad adentrarse?

Carlos Penelas, Buenos Aires, Argentina
De "El huésped y el olvido".
Sitio del autor: http://www.carlospenelas.com

21.11.21

Otra sed


Ciertamente
cuando la Palabra no llega
un áspid nos devora
una legión de bruma
nos acecha
dejándonos desamparados. 

Es entonces
el momento del reposo
de la sabia contemplación
para que el corazón arda
hasta consumir las sombras.
 

Liliana Lapadula, San Martín -Buenos Aires-, Argentina 
De “De ramas y remas”.
Biodata: http://revistagealittera.blogspot.com/2015/02/liliana-lapadula.html 

18.11.21

Última mirada de Teresa

 

En esta soledad de paredes tan altas
apenas sos un nombre en el silencio
(entre tantos extraños) que imagino,
antes de aquellas plantas
dejadas de regar.
Sola y tan solo a solas mientras espero el tiempo
igual que una memoria sin futuro
digo cosas, te hablo
sintiendo que a tus manos ha llegado el invierno.
Porque dicen me dicen      
que no voy a llevarte de regreso esta vez
que sólo soy la sombra en el patio nublado de tus ojos
donde termina el día que no tiene defensa
donde bajan la voz los visitantes
donde a nadie interesa, ahora, si te vas
con tus ojos vidriados ya sin verme.


José Antonio Cedrón, Buenos Aires, Argentina
http://www.crearensalamanca.com/poemas-del-argentino-jose-antonio-cedron-pinturas-del-peruano-ivan-fernandez-davila/
Biodata: http://www.generacionabierta.com.ar/notas/65/copcaverna.html

15.11.21

De la tierra seca


Un despiadado gris
una mano cerrada
o una fosa vacía
con pájaros sin canto. 

Oh! Ausencia del agua
tiempo mutilado,
esqueletos sin forma.
Qué soledad de sombras
y sombras
cáscara de pergamino. 

Como un lamento largo
con bocas de ceniza.
Cuánto silencio
en la planicie ciega. 

Es un dolor de raíces
de cacerías muertas.
Y el alma de la tierra
llora, llora. 

Un corazón apagado
sufre como la tierra. 

Y un árbol cae y se estremece.

Amalia Mercedes Abaria, CABA, Argentina
De “Necesidad del silencio”.
Más poemas de la autora: Poesía Argentina Contemporánea (Fundación Argentina para la Poesía, 2020).
Blog El silencio y el poema: amaabaria.over-blog.com

12.11.21

Qué extraña simbiosis

 

Qué extraña simbiosis
se ha refugiado
en mis retinas 

qué temblor
sacude mis huesos

por qué el silencio
se asemeja a la mudez
de los gusanos 

la cercanía de la oscuridad
ya no parece ser
sólo un mal presagio
 

Oscar Vicente Conde, Lanús -Buenos Aires-, Argentina
De “Hojas de palabras” N° 108, Ledesma, Jujuy.
Biodata:
 http://creacionytalentos.blogspot.com/2015/10/oscar-vicente-conde-lanus-prov-de.html

9.11.21

XXVI

 

En plena tormenta
sus dudosas pieles
saborearon
la sinrazón. 

Como si la vida entera
fuera eso. 

Un intercambio de aire.

    Un desasosiego.                                          
 

Juliana Calvo, CABA, Argentina
De “Detrás del umbral de la existencia”.
Del libro y la autora: http://www.generacionabierta.com.ar/?p=1577

6.11.21

Siglos


Durante siglos
hemos dormido
el sueño de los cobardes.
Barro seguro
que jamás
llegará a ser roca. 

Temerosos de perder
lo que  nunca
hemos tenido. 

Luz sin sombras.

Jorge Navone, CABA, Argentina
De "nada".
Sitio: www.jorgenavone.com.ar

4.11.21

Dónde



¿Dónde se ocultaron mis ojos ante la miseria

humana dejada al olvido y mis sentidos

quemados por tanta frialdad? 

 

Virginia Isabel Berra, Buenos Aires, Argentina
De "La casa de los pájaros", sector 'Humanus'. 
https://www.poetasdelmundo.com/continent/america/POETS-1611377548-8938

31.10.21

Cuando


Cuando desfallecía me llamaste
en la tiniebla.
Tu paso hizo estallar las apariencias del mundo
y descubrió el país de la gracia.
Azucenas de nácar humedecieron mi frente.
Supe que nada estaba perdido.
Todo latía allí
en su corona sin tiempo.

Graciela Maturo, Santa Fe / Buenos Aires, Argentina
De "Navegación de altura".
Biodata:  https://es.wikipedia.org/wiki/Graciela_Maturo
Reportaje: https://www.lexia.com.ar/Reportaje_Graciela_Maturo.html

28.10.21

Mi madre y su casa


Mi madre murió hace un año
y todavía no pude hacer lo necesario
para vender su casa.
No es un lugar muy grande
pero parece infinito;
voy del comedor a la cocina, de la cocina 
al dormitorio
sin un propósito determinado.
Abro el armario y toco su ropa
(como tantas veces desde que partió)
y olvido la razón que me trajo hasta aquí.
Cuántos pasados habrá construido,
cuántos futuros diseñó
entre estas solitarias paredes.
En su casa deshabitada, con nostalgia de vida
aún puedo recordar el olor de los almuerzos
y el valor que para mi madre tenían
unas viejas fotos familiares.
El sonido del tren es una advertencia que duele
y mientras tanto, aquí
se deshojaron las plantas, enmudecieron los goznes,
se opacaron los espacios que ella
se esmeraba en alumbrar cada día. 

La veo como la vi en las últimas reuniones;
mi madre ya no envejece
pero envejecen sus cosas:
perdieron una parte de su alma,
el sentido que atesoraban cuando ella vivía. 

Es verdad, me cuesta entenderlo:
mi madre murió hace un año
y yo no sé
qué hacer con su casa.

Osvaldo Rossi, Buenos Aires, Argentina
De  “Grafitis en la calle solitaria”.
Presentación virtual 25-6-20 F.A.P.:  https://youtu.be/UJ9G3OC8MPU
Máshttp://abordajespoeticos.blogspot.com/2015/10/encuentro-especial-con-el-poeta-osvaldo.html

25.10.21

Así la vi

 

así la vi:
detrás de un agapanto.
soberbia     enmudecida.
para escarbar el olvido
hacía cruces de cenizas
sobre la tierra.
en la agitación del día
su cuerpo era un río adormecido. 

yo no era
la hija de su llanto. 

acaso ella
me enseñaba a entender
de ausencias.
me enseñabas    madre
que no siempre 
se muere
    con la muerte.
 

Susana Zazzetti, Villa María -Córdoba-, Argentina
De “A medio umbral”.
 
Vídeohttps://www.youtube.com/watch?v=t5sLI9st1QU

22.10.21

Cajita de música

 

                                                                       A Mamá

La esfera de vidrio
cobija un paisaje invernal.
Inmutables en la tormenta
la casa y el pino
permanecen siempre
intactos. 

Cruje la cuerda que mueve al carrillón.
Sus tonos metálicos
resuenan en mi cabeza de niño.
Esa canción forma parte de mi sangre. 

Nadie espera en esa casa
fría
silenciosa.
La cocina apagada
sentencia un adiós.
 

Francisco Alberto Chiroleu, Rosario -Sta.Fe-, Argentina
De "Ceremonias".   
Sitio:  www.lexia.com.ar
Entrevista al autor:  http://lexia.com.ar/Reportaje_chiroleu.html

19.10.21

Un mantel rojo


Un mantel rojo, cínico, desvaído
llora en silencio
se desploma el sobrecito de azúcar
el deseo ve por la ventana pasar los miedos
Un anillo de humo en el dedo más huérfano
el trapo limpia esa madera debajo del poema 

Todos llamamos a la madre
todos
queremos escuchar esa canción
y que no llegue la noche nunca, nunca

Silvia Mazar, Buenos Aires, Argentina
De su poemario homónimo.
Reportajehttps://www.lexia.com.ar/reportajes_Silvia_Mazar.html