13.4.21

Terrenal

 

Ciclos. Entre aciertos y desaciertos
Sincericidio
Derecho de admisión
Despliega tus alas y vuela
Amo tu vuelo
La vida

Cecilia Rodríguez, Buenos Aires, Argentina
De “Dodekatheon”.
Acerca de la autora: http://creacionytalentos.blogspot.com/2017/08/maria-cecilia-rodriguez-escritora.html

11.4.21

(marcas)

 

entre las marcas

parpadean dos cicatrices

huellan el viento

las luces hieren y rompen

entonces el prisma

en el iris

y un arco

Rubén Eduardo Gómez, Comodoro Rivadavia -Chubut-, Argentina
De "Lo que son las cosas", sector 'lo que hay'.
Sitio del autorhttp://velaalviento.blogspot.com

8.4.21

Pájaros


las patas de los pájaros

se instalan en su tierra

marcan una huellita dulce

en los caminos alados y nocturnos

 

María Moreno Quintana, Buenos Aires, Arg.

De “Los hijos del sol”.
Más
https://literaturayp.wordpress.com/2015/11/02/tres-poemas-de-maria-moreno-quintana/

5.4.21

Despertar

 

Detenido ante la maravilla
   del sonido,
observo con lentitud
la mueca altiva del alba. 

Es de día,
el jilguero no se equivoca.
 

Ricardo Rubio, Lomas del Mirador -Bs. Aires-, Arg.
De “Clave de mí”.

Su sitiowww.ricardorubio.blogspot.com
Reportaje:  https://lexia.com.ar/Reportaje_Rubio.html

31.3.21

Camino a casa



De memoria voy
por el camino que me lleva
a la casa materna,
desde la plaza veo el molino
al que pocas veces me atreví a subir
para ver desde lo alto los techos,
no cualquiera tiene uno en su patio.
Cruzo la puerta, atravieso el jardín
mientras tarareo una canción.
Que pase lento el tiempo, pido
para mis adentros.
La misma escena: mamá en el sillón,
yo de rodillas le abrazo las piernas
y dejo que sus manos me despeinen.
Una caricia repetida
que me vuelve niña y me trae
sin paradas intermedias,
derechito
al comienzo de todo.

María Laura Decésare, Rufino -Sta.Fe-, Arg.
De “La hija menor”.
Su bloghttps://mldecesare.blogspot.com

Acerca de la autora:  https://www.excentrica.com.ar/la-hija-menor-de-maria-laura-decesare-por-paula-jimenez-espana/

28.3.21

No se vuelve

 

«nunca nos recobramos de nuestro lugar de origen»
William Goyen


No se vuelve
—delta azul que resguardó la infancia—
de un antiguo patio en sombras 

de la dama de noche y su corola china
—ruta de la seda en ese mismo patio rojo—
del lila fragante en el aura del paraíso. 

No regresa
la que contaba lunas en noches de ronda
y relatos a la luna biselada:
vertiginosa telaraña
increpaba al espejo un gran poeta nacional.

No se vuelve
de la lámpara quemada colgando del techo
que nadie cambiará
de la bisagra desaceitada y la respiración arrítmica

no del tejido esponjoso de aquella mujer
sus puntos de misterio
escritura de lana
diario de decepciones.

Marta Ortiz, Rosario -Santa Fe-, Argentina
De "Casa de viento".
Su sitiohttp://marta-ortiz.blogspot.com/
Reportaje: https://www.lexia.com.ar/Reportaje_Marta_Ortiz.html

25.3.21

Tal vez


Tal vez desean transformarse en tiempo
esos instantes que me buscan.
Sus reflejos atraviesan el pasillo colorado
para adherirse a mis palabras.
Quizás algunos seres empolvan de esencias
la hoja en la que escribo.
Hay miedo debajo de las bocas tapadas.
Hay dolor.
Sin embargo 
alguien trae un ramo de rosas en sus manos.


Mirta Cevasco, CABA, Argentina
Más poemashttps://elescribidor.blogspot.com/search?q=cevasco
Biodata:  http://biografiadelosautores.blogspot.com.ar/2006/12/mirta-cevasco.html

21.3.21

Esa mujer


Esa mujer es mía.

Absoluta. Totalmente mía.
Jugamos a las escondidas.
Ella siempre me encuentra. Yo, a veces no.
Tiene una cueva de cristal de murano.
Solo Alí Babá entra.

Conozco sus  disfraces más secretos.
Sus horas más tardías. Sus íconos de cera.
He llegado a la profundidad de sus marmitas.
He rescatado sus muertos más amados. Sus maromas.
Los caminos. Las rondas y las cruces. Las amo.
Conozco los pecados veniales de sus pechos.
Sus termitas. Sus adormideras.
La he leído letra a letra a letra, al revés y al derecho.
Encontré palabras que solo yo conozco.
He andado y desandado las profundidades de su boca.
He batallado fieramente con sus impiedades
Me ha aturdido el concierto de cigarras en su vientre.
He llorado sobre su hambre madre.
Tatuadas mis serpientes en sus brazos.
Obsesivamente. Hemos luchado cuerpo a cuerpo.
Conozco sus empalmes y sus bardas.
Sus axilas dolientes. La tristeza entre los dedos de sus pies

A veces, en las noches, me quedo despierta hasta el alba.
Miro sus sueños agazapados entre los leños.
Los miedos de sus miedos. Roedores hambrientos.
La he acompañado en sus entierros y  resurrecciones
En  la violencia de sus fuegos fatuos.
Las normas tiritan de pasión. Bengalas.

Me he dado tan profundamente a esa mujer tan mía.
Se me ha dado tanto.
Ya no quedan arterias que no haya recorrido.
Todo me ha permitido.
Menos acceder a su calvario. A su altar. A su sagrario.

Amelia Arellano, San Luis, Argentina
De “Crear en Salamanca”, España.

Fuentehttp://www.crearensalamanca.com/poemas-de-la-argentina-amelia-arellano-texto-de-eduardo-dalter-y-apuntes-de-miguel-elias

18.3.21

El tamaño de la sangre


Puedo medir la tierra
con mis venas.

Recorrerla
con mi sangre.

Me laten vasos y versos
para rodear el mundo.

Arterias
para trazar mis líneas
a los astros.

Y tocar su luz.

No hay luceros tan lejanos.


de Adriana 'Dirbi' Maggio, Buenos Aires, Argentina
De "Resonancia poética".

15.3.21

Soy esa rara criatura


soy esa rara criatura
            que finge ser humana
    esa pequeña que gime su castigo
la de manos ordenadas
                      ojos tristes de alocada risa
un búho misterioso que lo sabe todo

no es cierto que lloro por la quejumbre                                                                                       del mundo

lloro por mí

por la diminuta voluntad de vivir

                      que me cercena

de Graciela Licciardi, CABA, Argentina
De “Vestida de soledad”, sector ‘De amor y otras calamidades’.

Biodatahttps://sites.google.com/site/riodeletras2/gracielalicciardi

11.3.21

Cuando

 

cuando llegue el silencio a despertarme

cuando el viento exilie mis oídos

cuando mi boca no pronuncie tu nombre

cuando mi corazón sea un vuelo de pájaro 

                                                                                  sin alas

cuando la multitud del silencio quiebre mi sueño

cuando el asombro acune un adiós sin pasos

cuando esto suceda abrázame un momento

y parte

Alba Estrella Gutiérrez, Buenos Aires, Argentina
De la revista "Hojas de palabras" N° 91, Ledesma -Jujuy-, Arg.
Más de la autora: https://actaliteraria.blogspot.com.ar/2014/10/alba-estrella-gutierrez.html
Entrevista:  https://www.youtube.com/watch?v=MK1vhQ5CTL4

8.3.21

Debajo de mi piel

 

Debajo de mi piel
te siento Vida.

Me lates, me navegas, me germinas;
creces multiplicándote en espejos
que el tiempo copiará.

A veces crece la zarza en mi coraje.
Y me resisto; y vuelvo en tu semilla.

Cogollos de amorosas tentaciones
serpentean en mi boca prematura.

Tus labios piden.
Me niego e inauguro el juego del deseo.
Me escindo entre el goce y la abstinencia.
No puedo detenerte.
Estás bajo mi piel.
 

Gladys Abilar, Chilecito -La Rioja-/ Buenos Aires, Argentina
De “La mirada invicta”.
Su sitio: https://gladysabilar.com.ar/
Artículo: http://www.diariosiriolibanes.com.ar/Secciones/Literatura/Gladys-Abilar-Embajadora-del-Idioma-Español

5.3.21

El dedal


Hoy en mi caja de costuras aparece
junto a tu memoria, Madre 

Recuerdo cuando a ti presurosas recurríamos
por nuevos dobladillos en vestidos heredados
El dedal que usabas desde mucho
antes de cruzar el mar.
 

María D’Alessandro, Buenos Aires, Argentina
De “Cuando aún no sabía ni leer ni escribir”. 
Biodata: https://epanadiplosis.wordpress.com/2018/05/01/maria-dalessandro-poesia-del-desarraigo/ 

28.2.21

Puede ser que no existas,

 

que la maleza se plante viva
como una herida abierta
que no rezuma
voces ni pasados.
Puede ser que tu voz
sea un eco de la noche,
un caparazón que esconde los otoños
hasta rehacerlos en verde.
Puede ser que existas,
y que no te haya visto
preocupado como estoy
por la palabra,
que mis manos
no sepan moldear
la arcilla de los dioses,
y entonces te dibujen
con un lápiz infantil,
casi jugando
preguntándote si eres
o si sueñas que eres.


Jorge Santkovsky
, CABA, Argentina
De “La incomodidad”, sector ‘Sobre dioses y gurúes’, recientemente editado.
Acerca del autor: http://elinfinitoviajar.blogspot.com/2016/06/jorge-santkovsky.html

25.2.21

Adivinanza


No será quien dice ser
pero tampoco es su contrario

no odia exactamente
aunque decididamente no ama 

y no será una vida verdadera la que vive
aunque derrocha mortalidad.
 

Rolando Revagliatti, CABA, Argentina
De “Habría de Abrir”.
Su sitio: http://www.revagliatti.com
Sus reportajeshttps://lexia.com.ar/reportajes_de_rolando_revagliatti.html