3.5.17

El salto


Saltar.
Pero hacia atrás.
Saltar desde el futuro a la niñez.
Desprender la mochila
y desatar los miedos.
Caer de pie
o de manos
(no importa demasiado)
pero juntar mientras caemos
todas las palabras que olvidamos.

No entrecerrar los ojos
y abrir la boca grande
como para tragarse el cielo
                 y nunca tocar fondo.
Sólo saltar
                 (pero hacia atrás).
Saltar desde la muerte al fecundado óvulo.
Saltar,
siempre saltar
y saltar otra vez
hasta que el universo salte adentro nuestro
a otra luz
a otro cuerpo.


de Julio Aranda, Buenos Aires, Argentina
De la revista de Literatura "Tamaño Oficio" 30° Aniversario. 
Entrevista al autor:  http://eurasiahoy.com/29012017-julio-aranda-sus-respuestas-y-poemas/

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y hete aquí algo así como la invocación al retroceso del tiempo, excelente poema!!!!
Eli More

E Rai dijo...



Una mirada distinta, metafísica e inteligente, impecablemente expresada.
Felicitaciones.

Anónimo dijo...

un " racconto" imprescindible, bello. susana zazzetti.