10.7.18

Por tu causa


 
por tu causa
ignoré la hora

por tus manos
el mundo revelado

/soles y estrellas/

por el brillo de tus ojos
el presidio
de mi cuerpo                                    

y ahora                                   

tanto desierto                                   
                                  

de Susana Quiroga, San Salvador de Jujuy, Argentina
De “Una”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy claro, la soledad nos deshabita los sentimientos y esa es otra forma de desierto. j.dalesio