19.7.20

acecha constante


acecha constante
en el rincón                         el miedo

se agiganta el deseo
           
de acotar a la víctima
desahucia el yacente cuerpo

es suya la presa
                
espera paciente a su lado
sabe que llegará el momento

indefectible

ronda con sus fauces abiertas
el día de temer
hasta que arribe
                                 
a eso que llaman destino


de Graciela Licciardi, CABA, Argentina
De “Vestida de soledad”.
Su sitio: www.gracielalicciardi.com.ar

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay miedo hay espera y hay destino... un poema muy bien llevado!

Silvia Posse.

F.Arroki dijo...

Increíble alegoría a las amenazas que nos rodean.

Osvaldo Santana dijo...

Buen abordaje de un tema difícil y abrupto. Gracias.

Anselmo dijo...

Impresionante.

De sueños y de rosas dijo...

La intensidad del acecho y del miedo es extraordinaria.
Felicitaciones!!!!

Analía Pascaner dijo...

Sobrecogedor tu poema. Gracias Graciela.
Un abrazo
Analía